15 Gestos que no tienes que hacer en público.

15 Gestos que no tienes que hacer en público.

15 Gestos que no tienes que hacer en público.

Gestos que no tienes que hacer en público. Al ser emprendedores, hemos de tener una capacidad de comunicar muy elevada, esto es necesario para vender nuestro producto, para llevar negociaciones a buen puerto o atender a los clientes.

A la hora, de iniciar un discurso, ya sea en sala de juntas o en un auditorio, es ocurrente sentirse inicialmente incómodo y, a menudo, inseguro bajo la mirada de los oyentes. Tu primera reacción es utilizar el cuerpo como escudo para proteger tu espacio. Cuando realizas una presentación, no existe una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión. Los gestos y la postura contribuyen poderosamente a tu presencia sobre el escenario”, defiende este experto.

Todos, especialmente aquellos que no tienen costumbre de hablar en público o no tienen una formación al respecto, padecemos alguna manía o gesto mecánico que tendemos a repetir cuando hablamos en público o en privado. Aunque la mayoría no interfieren en el discurso, algunos pueden llegar a convertirse en obstáculos insalvables para la comunicación si se repiten.

Teniendo en cuenta esto, debemos evitar dentro de lo posible todos estos gestos:

  1. No meterse una o las dos manos en los bolsillos. Refleja tensión e inseguridad.
  1. No cruzar los brazos. Esto demuestra miedo, ansiedad e incomodidad.
  1. No cogerse las manos entrelazándolas, ni delante ni detrás del cuerpo. Denota un territorio mental cerrado, sin nada que compartir.
  1. No agarrar el atril, mesa o soporte con las dos manos todo el tiempo. Demuestra una necesidad de seguridad.
  1. En ningún caso jugar con el objeto que tengas en la mano (desde el micrófono hasta el puntero, pasando por un bolígrafo o unas fichas). Muestras nerviosismo y, peor aún, terminarás esgrimiéndolos para señalar, como herramienta de defensa y de ataque.

Sin comentarios

Postear un Comentario

Tu dirección de email no será publicada