Actuar con integridad en los negocios

Actuar con integridad en los negocios

Actuar con integridad en los negocios

Actuar con integridad en los negocios, mejorará tu autoconfianza y la imagen que tienen de tí los demás.

La integridad es mantener la coherencia entre lo que sientes, lo que dices y lo que haces, y posee el valor de rematar las cosas de la manera que te parece más apropiada”, se señala en el libro Inteligencia Emocional for rookies (Lid Editorial). Una definición que no tiene porque estar relacionada a la de `íntegro´ (persona recta, intachable), un rasgo personal que no parece estar muy valorado en la sociedad actual.
Para ello es necesario vincular la integridad con los valores y la ética.

Cuando demuestras integridad esta se va filtrando a todos los niveles de tu organización, eso no implica que de vez en cuando lleguen personas que no van con esta energía de grupo, pero ellos mismos se irán cuando descubran que en el grupo se manejan de forma distinta.

Uno de los aspectos mas importantes en los negocios es la integridad, y no devorarnos unos a otros como suele suceder en el mundo corporativo, donde la frase: “”No importa lo que tengas que hacer para tener éxito”” se ha filtrado en la mentalidad de las personas.

Cuando tienes un equipo que se preocupa de forma honesta por los demás, que se apoya mutuamente, se vuelve un imán para personas hartas de la competencia desleal vista en muchos lugares, es un lugar acogedor.

En todo caso, está claro que actuar con integridad, o lo que es igual “siendo fiel a uno mismo” tiene sus ventajas. Demostrar coherencia aumenta el respeto y genera confianza, puesto que los demás saben exactamente en qué posición se encuentran y son más propensos a reconocer sus errores en lugar de encubrirlos con la esperanza de que no te des cuenta. Y para conseguir ser fiel a uno mismo nos aconsejamos estas pautas:

  • Demuestra pasión por lo que crees y atente a tus principios.
  • Admite cualquier sentimiento de incomodidad o conflicto interior, y hazles frente.
  • Pregunta a los demás qué esperan de ti. Así sabrás si estás cumpliendo sus expectativas.
  • Reconoce lo que puedes hacer y lo que no, y sé abierto al respecto hacia los demás.
  • Cumple siempre las promesas. Dedica el tiempo necesario para asegurarte de hacerlo.
  • Asume la responsabilidad, marca hitos y mediciones; comparte abiertamente lo que estás haciendo con los demás y revisa los avances.

Y, si de paso, nos comportamos con ética, respetando las reglas y la legalidad, tal vez las cosas vayan cambiando.

Sin comentarios

Postear un Comentario

Tu dirección de email no será publicada