Bill Gates, el creador de la informática moderna

Bill Gates, el creador de la informática moderna

Bill Gates, el creador de la informática moderna

Bill Gates, el creador de la informática moderna. Si miramos la informática actual, vemos que ha tenido y está teniendo una evolución espectacular. Todo parece ir viento en popa, pero no hace mucho tiempo los ordenadores ocupaban una habitación y no existían ni Windows, gran parte de esta eclosión y evolución espectacular la tiene William Henry Gates III.

Bill Gates, es un empresario, informático y filántropo estadounidense, cofundador de Microsoft junto con Paul Allen. Lejos de dar datos acerca de su fortuna, y de mencionarlo como durante mucho tiempo la persona más rica en el mundo, vamos a centrarnos en su camino hasta llegar a los que es hoy en día y que valores lo han guiado en tal camino.

Su juventud no es algo que pueda resultar destacable, con 22 años fue detenido por la policía por conducir sin permiso de conducción y realizar maniobras peligrosas, cosa que le parecía divertido.

Su primer ordenador le fue regalado tras una rifa benéfica. A partir de ahí, Bill Gates y su amigo Paul Allen programaban juegos sencillos en esa arcaica máquina que ocupaba el tamaño de un pequeño armario de metro y medio de altura.

Su siguiente ordenador tenía un chip Intel, en ese momento se dieron cuenta de que o se daban prisa, o alguien se les iba a adelantar creando el software para ese chip. Paul Allen y Gates escribieron un programa Basic modificado. “A las cinco semanas, teníamos escrito nuestro Basic y había nacido la primera compañía de software para microcomputadoras. En su día la denominamos Micro-Soft”.
En 1975, dejó la universidad de Harvard: “Durante mi primer año, instituí una política deliberada de saltarme la mayoría de las clases para después estudiar febrilmente al final del curso”, “Llené mis horas de ocio con una buena cantidad de póquer”.

Durante este tiempo fue agente comercial, llevaba las finanzas y el marketing, y mejoraba su propio programa, de Microsoft. Durante ese periodo estaba naciendo la industria del ordenador personal y las empresas informáticas acudían con intensidad, existía un gran volumen de trabajo.
En 1980 se presentaron en las oficinas de Microsoft dos emisarios de IBM que para desarrollar el futuro de la industria: escribir el software para un ordenador personal. Este encargo finalizó con el MS-DOS(Microsoft Disk Operating System), presentando en 1981 IBM su PC (Personal Computer).
Microsoft entonces se centro en permitir a otras firmas fabricar programas basados en MS-DOS, asegurándose de que MS-DOS fuera el más barato de los tres programas entonces existentes.

Gates, para hace más sencilla la usabilidad de su programa, visitó a un joven Steve Jobs y, naciendo entonces los programas Microsoft Word y Excell. Su relación no fraguó y Gates construyó un nuevo programa informático que convertía la pantalla en una forma más divertida de manejar el ordenador, a través de un ratón y unas ventanitas (Windows).

El paso de gigante sucedió en 1990, cuando sacó la versión 3.0 de Windows, un programa tan sencillo de manejar, que la humanidad entera podía tener un ordenador, vendiéndose 100.000 copias en una semana de dicho sistema operativo. Tres años después, su éxito era tan apabullante que fue nombrado por Forbes el hombre más rico de Estados Unidos.
El resto ya es historia, siendo desde 1995 hasta estos últimos año la persona más rica de mundo.

El éxito de Gates, ha sido saber satisfacer rápidamente a la demanda del mercado y a un precio más bajo que los demás, porque tiene el departamento de investigación y desarrollo más grande del mundo.
Bien es cierto que no todo son rosas en su vida, acusándole muchas veces de un estilo brusco de gobernar la empresa y que haya hecho llorar, incluso, a muchos empleados. “Yo no critico a las personas, critico las ideas”, se defiende Gates. “Si veo que algo me hace perder el tiempo o que no es apropiado, no me lo guardo, lo suelto enseguida. Verán que digo muchas veces en las reuniones: esa es la idea más absurda que he escuchado en mi vida”.

Por esto es una persona que siempre hay que tener en cuenta a la hora de abri un negocio, es cierto que puede que sea admirado, perseguido, criticado y pirateado como ningúno, pero como dijo la revista Fortune sobre él: “Se le puede amar u odiar, pero no se le puede ignorar”.

Sin comentarios

Postear un Comentario

Tu dirección de email no será publicada