Os invitamos a conocer el “Blog de una madre desesperada”

Os invitamos a conocer el “Blog de una madre desesperada”

Os invitamos a conocer el “Blog de una madre desesperada”

Os invitamos a conocer el "Blog de una madre desesperada"

Dácil Muñoz, emprendedora creadora del “Blog de una madre desesperada”

Las iniciativas emprendedoras tienen formas infinitas, así como la curiosidad y creatividad encuentran la manera de florecer si le dedicamos un poco de tiempo. Claro ejemplo de ello es Dácil Muñoz, creadora del blog de una madre desesperada, con quien tuvimos la oportunidad de conversar y hacerle algunas preguntas sobre el mundo de los blogueros, pero más que todo para conocerla y comparta con nosotros su experiencia.

Empecemos por el principio ¿Qué te impulso a abrir tu blog? ¿Tenías en mente una idea comercial?

No, que va. Todo surgió de la manera más inocente. Mi madre, que vive casi a 2.000 kilómetros de mí, no paraba de lamentarse porque no iba a ver crecer a su nieto, así que se me ocurrió que podía investigar un poco el fenómeno blog de que tanto se hablaba. Me metí en blogger convencida de que no sacaría nada en claro, pero fue tan fácil que me enganché desde ese mismo momento. Me encantaba escribir mis penas y alegrías como la mamá de Daniel el travieso en mi pequeño espacio personal. Y si un día no publicaba nada ya tenía a mi progenitora al teléfono riñéndome.

Os invitamos a conocer el "Blog de una madre desesperada"Me acostumbré a tener una frecuencia diaria de post. En realidad, no me costaba nada porque todo el mundo sabe que a las madres nos cuesta mucho no hablar de nuestros retoños. Ahí surgió la segunda función del blog. Era perfecto para desahogarse en los malos momentos y para transmitir todos los avances y sorpresas que me daba mi peque con pelos y señales sin que nadie me tachara de cansina. Por esa época, estaba segura de que a mí no me leía ni el tato.

Los blogs se basan en la confianza de la comunidad hacia lo que leen.

Me dedicaba a escribir, escribir, escribir… y no reparaba en que el editor tenía otras utilidades como las estadísticas y el gestor de comentarios. Cuando me dio por mirarlos casi me caigo de la silla. ¡Anda! Pero si hay gente que me lee. Y algunos desde países tan lejanos como Rusia o Argentina. Algunos incluso me comentaban. Recuerdo perfectamente a las tres personas con las que comencé a tener una relación más estrecha. Dos de ellas siguen en la blogosfera y les tengo especial cariño. La tercera desapareció de repente. En el mundo blogger acabas conociendo a mucha gente sin haberles visto jamás en persona. Aparecen de repente y, algunas, desaparecen un día sin explicaciones. ¿Te puedes creer que se les echa de menos? Como si perdieras una amiga de tu entorno físico.

Así que poco a poco, mi blog pasó de ser un diario personal a una plataforma de difusión de temas de maternidad. Por un lado, ayudo a personas que están en mi situación, se sienten identificadas con lo que cuento o les viene bien mis consejos y recomendaciones. Por otro lado, me ayuda a mí porque me aconsejan sobre las dudas que expongo, me dicen cómo mejorar en ciertos aspectos de mi vida (a veces en algo tan sencillo como una receta de cocina que no te ha salido tan bien como debiera o un truco para que tus hijos pequeños se pongan bien los zapatos).

Pero al margen del contenido personal del blog también lo usas como plataforma publicitaria con tus recomendaciones de productos. Son dos objetivos muy diferentes. ¿No crees?

Os invitamos a conocer el "Blog de una madre desesperada"En realidad, yo no diría tanto. Es cierto que a través de Madresfera, a mayor plataforma de blogs de madres y padres de España, y por contacto personal o a través de agencias de comunicación, varias marcas se han puesto en contacto conmigo para que recomiende sus productos en el blog. Ellos me facilitan el producto, lo pruebo y cuento mi opinión como usuaria. Para mí eso viene siendo el estudio de mercado que se hacía antes de que existieran los blogs unido a la promoción del boca a boca. Cuando era estudiante en la Facultad de Periodismo de la Complutense muchas empresas nos repartían muestras o nos regalaban entradas de cine o teatro para que luego se lo contásemos a nuestros amigos y familiares. Se suponía que éramos buenos comunicadores y que si nos gustaba lo recomendaríamos en nuestro entorno, que a su vez lo recomendaría en el suyo haciendo le círculo cada vez más grande. Pues eso es lo que sucede en estas situaciones, sólo que el círculo se ha amplificado exponencialmente.

El objetivo principal es compartir contenido de calidad y sincero.

En mi caso no se puede decir que me hacen un pago en especies porque la recepción del producto o la asistencia al evento de presentación no implica que vaya a escribir un post si el producto no me convence. Si me hubieran pagado por el post estaría incumpliendo un contrato por servicios, pero no es el caso. Lo cierto es que yo sólo acepto productos que sé que me van a gustar a priori, así que nunca se me ha dado el caso de tener una mala impresión, pero si se diera el caso, lo normal es ponerse en contacto con la marca para explicarle lo que falla en el producto desde nuestro punto de vista y que ella decida si quiere que lo escribas de todas formas. Aunque el post no salga a la luz, la empresa ha recibido una valiosa información sobre lo que hay que mejorar o cambiar para tener más éxito en las ventas.

¿Y nunca te han puesto en el compromiso de dar una opinión positiva aunque pienses lo contrario?

Os invitamos a conocer el "Blog de una madre desesperada"No, nunca. Los blogs se basan en la confianza de la comunidad hacia lo que leen. Si mientes te cargas la mejor parte de estos medios de comunicación y lo lógico es que pierdan su confianza en ti y dejen de leerte. Sin esos usuarios que nos leen por detrás los blogs dejan de ser una plataforma de difusión y de tener sentido. El objetivo principal es compartir contenido de calidad y sincero. Esa es la diferencia con otros medios de comunicación. Mi espacio personal no depende de anunciantes, ni de un pagador. Yo soy la autora y editora a la vez con lo que yo decido los contenidos que tiene cabida en él.

Entonces, ¿cualquiera puede ser bloguero e influencer mientras escriba con sinceridad?

Cualquiera puede ser bloguero. Basta con abrir un blog. Es gratis y muy fácil. Pero lo de ser influencer es harina de otro costal. Ya estamos hablando de una inversión importante de tiempo y dinero, según hasta donde quieras llegar. Para tener una gran comunidad se necesita tener muchos tipos de conocimientos: escritura, fotografía, diseño, programación, redes sociales, SEO… Muchos blogueros externalizan servicios como el de diseño o programación para centrarse en generar contenido de calidad. Tener un buen blog respaldado por una gran comunidad fiel no es fácil, gratis y rápido como se empeñan en pensar muchos. Detrás de un blog así hay muchísimo trabajo.

¿Y si llegas a ese nivel ya puedes vivir de tu blog?

En absoluto. Son muy pocos los afortunados que han rentabilizado su blog hasta ese punto. Si lo tienes como un medio de comunicación lo más probable es que se convierta en un hobby más o menos caro para ti. Si vendes un producto puede ser una plataforma perfecta para darlo a conocer y fidelizar clientes, aunque es difícil llegar a unos ingresos mínimos que te aseguren llegar a fin de mes.

¿Si no te renta qué es lo que te aporta el blog que te motive a seguir invirtiendo esfuerzos y recursos en él?

Me aporta muchísimas cosas. No sólo una comunidad fiel que hace que sienta que nunca estoy sola, ni en mis momentos más duros, y que me escucha y entiende, sino también ver como un proyecto personal y profesional va creciendo de forma dinámica y activa. En ese aspecto, miro todo el camino que he recorrido como bloguera y me siento muy orgullosa de lo que ha surgido desde aquel diario personal que abrí un día en el que la maternidad me desbordaba y desesperaba. Por otro lado, es una forma muy efectiva de hacer networking y encontrar emprendedores con tus mismos intereses. De eventos blogueros han surgido iniciativas más que interesantes y… ¡quién sabe! Puede que un día este modesto blog sea los inicios de algo mucho más grande.

Desde la redacción de miempresa.eu agradecemos a Dácil el tiempo que nos ha dedicado en compartir su experiencia os invitamos a hacer clic en el el siguiente enlace y conocer el Blog de Madre Desesperada.

Os invitamos a conocer el "Blog de una madre desesperada"

Si esta noticia te parece interesante no dudes en compartirla  Recuerda miempresa.eu tiene una activa presencia en redes sociales y puedes seguirnos a través de Facebook, Twitter y Google+

Sin comentarios

Postear un Comentario

Tu dirección de email no será publicada