¿Cómo conseguir llamar la atención de los inversores?

¿Cómo conseguir llamar la atención de los inversores?

¿Cómo conseguir llamar la atención de los inversores?

¿Cómo conseguir llamar la atención de los inversores? Hemos hablado en muchas ocasiones de la necesidad de a la hora de vender la empresa de hacerlo de manera clara y sencilla, pero hoy, vamos a dar un paso más. En muchos casos, vemos que la claridad y la sencillez a la hora de presentar una empresa no es suficiente, ya que necesitamos llamar la atención del espectador.

Para Kay Fabella y Pablo Laporte esta acción resulta simple, para llamar la atención del auditorio hay que contar una historia, tu historia.

Cuando estamos realizando la presentación de un producto o de nuestra propia empresa, podemos presentar esta información con datos o estadísticas, pero según estudios, solo conseguiremos que la retenga entre el 5 y el 10% de la gente, mientras que el 65-70% de las personas se queda con un relato y el 85% retiene la información si se identifican con la historia.

Es por esto que  nos encontramos ahora mismo con el auge del storytelling en las nuevas estrategias de marketing. Si tuviéramos que describir esta técnica, habría que destacar que se trata de: “la creación de un relato que enriquezca la marca de la empresa y le ayude a conectar con sus clientes potenciales”, “Una buena presentación, no solo tiene que informar, debe seducir”.

Nos encontramos muchas veces frente a aburridas presentaciones de power point, que se encuentran saturadas de datos.

Para ver este cambio de paradigma tenemos que fijarnos en grandes empresas se están dando cuenta del poder de las historias para competir por nuestra atención. Podemos encontrar un gran ejemplo en Steve Jobs. A la hora de presentar el Ipod en 2001, no dijo ni una sola palabra sobre su capacidad de almacenamiento. Apeló a la devoción por la música. “¿Cuántas veces te has ido de viaje y te has dado cuenta de que no llevabas el cd que querías escuchar? Con el ipod tendrías toda tu biblioteca musical siempre. 1000 canciones en tu bolsillo”.

En la actualidad, muchos clientes no compran un producto, compran la emoción que les hace sentir. “Si la historia es buena, es muy probable, además, que se la contemos a nuestros conocidos y aumentemos su impacto”, añade Laporte.

Según aquella personas que defienden la idea del storytelling, encontramos que muchos emprendedores dedican mucho tiempo a desarrollar su idea pero muy poco al plan de comunicación. “Creen que porque el producto sea bueno, se va a vender solo, pero no es así. Saber trasladar a otros lo que haces es la frontera del éxito”  “Muchas empresas siguen anunciándose como si fuera 1996 en lugar de 2016. Gastan millones de euros en anuncios de televisión o en folletos que se quedan en las papeleras del metro. Tienen que darse cuenta de que esas técnicas ya no sirven para atraer la atención de los consumidores”.

Sin comentarios

Postear un Comentario

Tu dirección de email no será publicada