Cómo controlar el crecimiento de una empresa

Cómo controlar el crecimiento de una empresa

Cómo controlar el crecimiento de una empresa

¿Cómo controlar el crecimiento de una empresa? Si tenemos que determinar una característica del ecosistema startup es la capacidad que tiene para crecer. Este crecimiento ha traído consigo una serie de nuevos retos a los que, hasta hace muy poco, las compañías no tenían que hacer frente. Es por esto, que a día de hoy, estas nuevas empresas van a tener que prepararse para encabezar una gestión rápida.

Estos cambios han cambiado totalmente las estrategias generales de las compañías, obligándolas a adaptarse a “un perfil más flexible”. Como características, destacar que tienen que tener una “una visión global y generalista, así como capacidad de negociación”. Igualmente esta nueva visión implica también a los empleados, los cuales han de tener la autonomía para gestionar su propio trabajo, además de ser plurales, una apertura por la que deberán apostar los nuevos directores.

Un ejemplo de este paradigma es la plataforma de búsqueda de empleo Jobandtalent, una startup que, en menos de dos años, ha pasado de contar con 50 empleados a aglutinar a más de 250, repartidos en cuatro oficinas en Madrid, Londres, Bogotá y Colombia. “Uno de los grandes pilares para evitar el caos es la organización de los trabajadores. En este sentido, aunque seguimos siendo una startup de oficinas diáfanas y jerarquía bastante horizontal, hemos creado internamente distintos equipos con funcionalidades y responsabilidades bien definidas”, explica Felipe Navío, cofundador y co-consejero delegado de Jobandtalent, quien define la comunicación interdepartamental y la transparencia como garantía de éxito.

Sin duda otra de estas estrategias es contratar a personas jóvenes, con experiencia y muchas ganas de triunfar. Con esto, se permitirá crear equipos de forma rápida, sin embargo también hay que saber mantener la motivación de los empleados y gestionar sus frustraciones, ya que las compañías que crecen muy rápido también pueden sufrir el riesgo de quebrar.

Las startups nacen bajo el método lean startup, una forma diferente de crear un modelo de negocio basado en la experimentación, el aprendizaje y la flexibilidad, lo que les permite adaptarse a una nueva coyuntura o a un nicho de mercado en el que observan que pueden tener mayor probabilidad de éxito.

Por ello, mientras que las empresas con una amplia trayectoria pretenden ser capaces de acceder a muchos mercados a través de fusiones o adquisiciones, “las de alto crecimiento buscan una gran base de clientes -basándose en un producto de muy alto valor y, a ser posible, gratis- para poder crecer y llegar a alianzas tecnológicas estratégicas, lo que les da la posibilidad de aumentar su volumen y acceder a otros mercados”, explica Rovira.

Se fundamentan, por tanto, en la adaptación a las distintas plazas y los cambios que se puedan producir en el entorno. Este ha sido el caso de compañías que hoy en día están en el cénit del tejido empresarial mundial como Amazon, Google, WhatsApp o Facebook, ideas de las que pueden tomar nota también las startups, porque, tal y como confirma el profesor de Esic, “todas las grandes empresas han nacido como pequeñas”.

Sin comentarios

Postear un Comentario

Tu dirección de email no será publicada