Como reducir la factura fiscal

Como reducir la factura fiscal

Como reducir la factura fiscal

Como reducir la factura fiscal..Las  empresas temen al oir la palabra “impuestos” y todo lo relacionado con ello.Pero si realmente supieran la manera correcta de reducir la factura fiscal ,solo conociendo cuál es la normativa ,más de un empresario se informaría. Empecemos sabiendo que la deducción por I+D establecida en el impuesto de sociedades  se aplica a todas las empresas.

Las  Pymes pueden deducir de la cuota ,los gastos que realicen a lo largo del ejercicio económico, en   actividades de Investigación y Desarrollo (I+D) de nuevos productos o procedimientos industriales como en las de Innovación Tecnológica (IT). Incluso si es una pyme  reconocidas como “pymes innovadoras” e inscritas en el Registro del Ministerio de Economía y Competitividad podrán compatibilizar esta deducción con la bonificación para el personal investigador.

Existen porcentajes distintos de deducción, por lo que Ignacio Wucherpfennig, socio director de AdandLaw, insta a diferenciar entre las actividades de I+D y las de IT. Mientras que en las de I+D el material, producto o sistema de producción tiene que ser nuevo desde un punto de vista objetivo, en las de IT la novedad reside en la empresa que realiza la inversión.

Son actividades de I+D los proyectos pilotos o de demostración inicial; el diseño y elaboración del muestrario para el lanzamiento de nuevos productos; la creación y configuración de “software avanzado”; la investigación en planos o diseños o el diseño y elaboración de nuevas máquinas. En cambio, las actividades que representan un avance tecnológico o mejoras sustanciales en la obtención de nuevos productos o procesos de producción ya existentes, el diseño industrial y la ingeniería se consideran de IT.

Una vez esclarecidas las diferencias entre unas actividades y otras, el socio director de AdandLaw explica que los porcentajes de deducción que se pueden aplicar en la cuota del Impuesto de Sociedades son los siguientes:

Actividades de I+D

Con carácter general, el 25% de los gastos del período; cuando superan la media de los realizados en los dos años anteriores, se aplica el 25% sobre la media y el 42% sobre los gastos que excedan de dicha media. Y si existieran investigadores cualificados adscritos a las actividades de I+D, se aplicaría una deducción adicional del 17% sobre los gastos de personal. Además, existe otra deducción adicional del 8% aplicable sobre inversiones realizadas en bienes de equipo o intangibles, como licencias y marcas.

Actividades de IT

Se aplica un único porcentaje a los gastos del período del 12%. No obstante, Wucherpfennig revela que hay que tener en cuenta que la normativa del Impuesto de Sociedades establece determinados límites al conjunto de deducciones aplicables y que el límite general es del 25% de la cuota. En  las actividades de I+D+it, ese límite se amplía al 50% cuando los gastos realizados superen el 10% de la factura.

Asimismo, en aquellos casos en los que el límite del abono sea de tres millones de euros, se acepte un descuento del 20%, se renuncie a una parte de la deducción, se mantenga la plantilla media o se destine un importe equivalente a la deducción aplicada a gastos en I+D+it en los dos años siguientes, puede no aplicarse esa limitación, deduciendo el 100%, e incluso solicitar el “abono” de la deducción por parte de la AEAT.

Se trata de una deducción regulada en las distintas reformas fiscales del Impuesto, por lo que es de suponer que las pymes hayan tenido en cuenta en su planificación fiscal este tipo de ventajas.

 

Ejemplo

El ahorro fiscal para las pymes dependerá del volumen de gastos realizados en estas actividades y de su calificación como I+D o IT, a efectos del porcentaje de deducción aplicable. Desde AdandLaw nos ponen el siguiente ejemplo:

Si una empresa ha obtenido un resultado de 20.000 euros en lo que llevamos de ejercicio, ha invertido en actividades de I+D 3.000 euros y la media de los gastos realizados en dichas actividades en los dos años anteriores es de 2.000 euros, la liquidación por el Impuesto sería: 

 

Grafico

 

Por tanto, supondría un ahorro fiscal del  18,4% de la cantidad a ingresar por el Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 2016, resultando un tipo efectivo de gravamen del 20,4%, frente al tipo general del 25%. Si además se aplicara la deducción por IT, Wucherpfennig advierte de que el resultado sería bastante menos beneficioso, ya que la cuantía a deducir sería de 3.000 x 12%= 360 euros.

En la siguiente noticia ,hablaremos de los tipos de gastos a deducir y ventajas fiscales que podemos focalizar.

Sin comentarios

Postear un Comentario

Tu dirección de email no será publicada