Cuatro trampas del liderazgo

Cuatro trampas del liderazgo

Cuatro trampas del liderazgo

Cuatro trampas del liderazgo. En este blog, hablamos habitualmente de la necesidad de ejercer como líder dentro del entorno empresarial, y más aún como emprendedor, ya que toda la carga va a recaer sobre tus hombros y hay que saber cómo sobrellevarla.

En este caso, nos encontramos con la opinión de Ronald Heifetz, que en su bestseller La práctica del liderazgo adaptativo ha señalado estas cuatro trampas habituales del liderazgo:

  1. “Quedarse ciego y sordo”. Las ganas, la intensidad y el esfuerzo pueden llegar a dar un embotellamiento en la empresa que puede dejarte ciego y sordo. Cuánto más dedicado estés, más te costará ver y escuchar información que te contradiga o detectar señales que te indiquen que necesitas corregir el rumbo.
  2. “Convertirte en mártir”. Las personas muy comprometidas con una causa noble son muy proclives a sacrificarse innecesariamente por su objetivo.
  3. “Convertirse en santo”. Con tu evidente y constante convencimiento de estar en el camino correcto, corres el riesgo de parecer un santo. Y eso puede generar resistencias en los demás. Algunos pueden reaccionar reviviendo lo que sintieron bajo la presión de unos padres muy dominantes y directivos. Y es posible que eso les lleve a presentar una resistencia adolescente y a obstaculizar el avance de tus objetivos.
  4. “Autoproclamarse como defensor del objetivo de la empresa”. Como líder, es importante que recuerdes a los integrantes del grupo el objetivo general y colectivo que subyace a una iniciativa importante. Sin excederse.

Sin comentarios

Postear un Comentario

Tu dirección de email no será publicada