MadridFly, espíritu emprendedor atento a los deseos del cliente

MadridFly, espíritu emprendedor atento a los deseos del cliente

MadridFly, espíritu emprendedor atento a los deseos del cliente

MadridFly es un ejemplo de empresa. Nos encanta ver a emprendedores que no tienen miedo a nada, y cuando decimos a nada es absolutamente a nada, ni siquiera a saltar desde un avión (y por qué no a reproducir esta sensación tan divertida de adrenalina a sus clientes).

Hoy os queremos hablar de un proyecto empresarial que comenzó en Madrid y que al paso que va llegará al cielo (y nunca mejor dicho pues el negocio es de sensación de caída libre, aunque no sea desde el mismo cielo).

MadridFly es un ejemplo a seguir para empresarios y emprendedores que deciden a saltar al vacío del mundo empresarial. ¿Por qué? Son varios los motivos, pero queremos destacar en especial:

  • Tienen un alto sistema de seguridad tanto activo como pasivo para que nadie salga perjudicado. Es así, es innegable. En Europa nos encontramos con los reglamentos de seguridad más altos del mundo.

  • MadridFly es una empresa que desea cumplir los sueños de muchos. Ha sabido buscar una necesidad y cubrirla de la mejor forma. ¿Por qué andar pudiendo volar? Esa pregunta es el slogan de la empresa traducida al castellano. Y es que tiene toda la razón. A todos nos gusta volar y si podemos recrear esa situación con 0% de lesiones, sin paracaídas, sin tener que subirse a un avión, ni “alas”, pues bienvenido sea.

  • Y es que MadridFly además de aportar esa sensación de vuelo para aquellos que deseen sentir la emoción de estar cayendo a 9 metros por segundo, también aporta algo básico para los paracaidistas y es tan simple como horas de práctica. Los paracaidistas en los túneles de viento, como el que ofrece MadridFly en sus instalaciones, permite al profesional de caída libre poder mejorar sus acrobacias a un coste mucho menor al que requiere subirse al avión con un paracaídas.

  • Tras la exitosa implantación de su tecnología, MadridFly tiene prevista una importante expansión internacional para implementar su tecnología en nuevos túneles de viento en todo el mundo. Este segmento de negocio realizará un importante crecimiento el próximo año, tras la apertura y consolidación de MadridFly.

El origen del túnel de viento de MadridFly se sitúa en el año 2009, cuando el español Alberto Fuertes, campeón de paracaidismo y 3 veces subcampeón de vuelo indoor, tiene la idea de construir en Madrid el túnel de viento más grande de Europa, al ver que esta disciplina es aún desconocida en nuestro país.

MadridFly está construido con tecnología 100% española. Posee una cámara de vuelo de 4,6 metros de ancho y 18´5 metros de alto. ¿Te imaginas poder subir y bajar 18 metros en caída libre de forma casi instantánea?

Lo mejor es que han sabido darle un toque de distinción a la actividad, pues el túnel de viento tiene más de 8 metros totalmente visible para poder de los cuales 8 m son de cristal, facilitando que el público en la instalación pueda observar a quienes practican este deporte.

Por lo tanto, vemos 4 puntos a tomar en cuenta: saber localizar deseos del mercado y ofrecerlo; siempre desde la máxima seguridad; aportar un negocio rentable y accesible para todos los públicos; y no estancarse, sino continuar desarrollando en I+D+i.

Sin comentarios

Postear un Comentario

Tu dirección de email no será publicada