Marketing entre sexos, cómo se comportan.

Marketing entre sexos, cómo se comportan.

Marketing entre sexos, cómo se comportan.

Marketing entre sexos en la actualidad y desde hace años es lo primero que definen las compañías. Hay empresas dirigidas a un sexo determinado ,sus productos van enfocados a vender a la mujer o al hombre como por ejemplo yves laurent  con la eau de toilette opium black o  para el hombre con La nuit de l`homme. Múltiples ejemplos podríamos poner . Por supuesto sus spots publicitarios juegan con la delicadeza de la mujer o la testosterona del hombre.

El targeting y el posicionamiento de un producto tiene mucha relación con la diferencia entre sexos, y esto se explica por la construcción de nuestro cerebro. Como indican Braidot (2013) y Klaric (2014):

–    El núcleo hipotalámico INAH3 es el responsable del comportamiento sexual, 2,5 veces mayor en el hombre que en la mujer, por lo que el posicionamiento dirigido al hombre tiene carga simbólica erótica como el desodorante AXE.y por ello los spots publicitarios dirigidos al hombre juegan con “el sexo de esa manera”.

–    Ante tareas complejas las mujeres, usan los dos hemisferios, y el hombre el adecuado. Puede explicar porque las mujeres tienen una visión más general de una situación y el hombre más focalizada. Toman más decisiones en simultaneo, empatía y comunicación por la arquitectura neuronal esto es por lo que la mujer compite mejor centrada en sus propias capacidades y suelen ser los altos cargos de las empresas, cada día más.

–    El hombre tiene la memoria emocional más corta, pero sin embargo tiene mayor ubicación visuoespacial.

–    El cerebro femenino tiene la unión de los dos hemisferios, llamada este cuerpo calloso dotado de conexiones axonales más largas que ellos. Tiene mayor facilidad para integrar pensamientos que vinculan elementos diferentes entre sí. Por ejemplo entre las marcas y beneficios ante una necesidad.

–    La mujer con el paso del tiempo pierde tejido en el hipocampo, relacionado con la memoria y las habilidades espaciales. Por el contrario a su favor tiene más circuitos neuronales para leer expresiones faciales y comprender matices emocionales. A la hora de comprar para la mujer tiene mayor peso el valor emocional y en el caso del hombre, el valor funcional. En ello inciden las marcas en sus mensajes publicitarios.

–    El cerebro del hombre se cierra cuando ya tomo decisión de compra, la mujer permanece activo en algunas regiones un hueco de segmento para influir en el cambio de decisión para consumir mucho más de lo que necesita.

Por consiguiente; si intentamos mejorar la conexión entre los cerebros, nos ayuda a pensar mejor. La neurolingüística es la disciplina encargada de ello, con técnicas que generan cambios permanentes, siendo aprendidas, después funcionan como piloto automático, como un hábito. Y esto es gracias a la plasticidad neuronal que deja que nuestro cerebro se moldee; favoreciendo el retraso a la longevidad, evitar estrés, enfermedades…

Según esta teoría la mayor parte de las cosas que hacemos son inconscientes, ya que a través de los sensores que son nuestros sentidos se recoge información, pero no somos capaces de ser conscientes de todos los 11 millones de ítems de información que recibimos cada segundo; “el neocortex”, cerebro consciente, recibe 40 ítems segundo; el resto está siendo evaluado por el inconsciente de forma automática.

El cerebro consciente determina a que debemos prestar atención con nuestro cerebro consciente. La toma de decisiones y comportamientos está muy influenciado por él. Con ello se explica porque la realidad es diferente para cada uno de nosotros. Un ejemplo significativo es cuando una mujer está embarazada, ve embarazadas constantemente, no significa que antes no lo hubiera, sino que nuestro subconsciente detecta que es importante para nosotros, como si de un radar se tratase. Por ello también se explica los objetivos, funcionan porque cuando tienes algo claro en el cerebro, tu subconsciente está a la búsqueda continua de oportunidades, de la que no somos conscientes.

Sin comentarios

Postear un Comentario

Tu dirección de email no será publicada