Ninjamails, startup española

Ninjamails, startup española

Ninjamails, startup española

Ninjamails, startup española. Desde aquí seguimos defendiendo el emprendimiento español, la empresa nacional y las ideas frescas. Quien diga que en España no se emprende, y bien emprendido, no conoce este fuerte ecosistema que se está gestando en nuestro territorio.

Tres jóvenes españoles, Fabio Escrigas, Carlos Mateo y Aldo Castelli, han lanzado Ninjamails, una startup que se dedica a adivinar emails, principalmente los corporativos pero también los personales. “Por extraño que parezca, ese es nuestro negocio. Ofrecemos una herramienta de comunicación profesional que deja atrás el concepto tradicional de email, permitiendo a un usuario comunicarse con cualquier persona de cualquier empresa sin necesidad de saber sus datos de contacto”, dice Castelli.

“Detrás de nuestro servicio hay tecnología de big data, estadística e inteligencia artificial (el sistema aprende por patrones), y ello nos permite estar ofreciendo a nuestros clientes un porcentaje de acierto del 97% en los emails corporativos y una cifra algo menor en los personales”, añade.

El servicio que ofrece Ninjamails se basa en la comunicación vía email entre cualquier persona que quiera enviar una información por correo electrónico y una empresa u otra persona. “Tenemos dos líneas de negocio. Damos un servicio a medida para empresas e instituciones (alguna compañía, por ejemplo, nos ha pedido los emails de los directores generales, financieros y de operaciones de las empresas del Ibex 35 para hacer negocios), pero también, y a través de nuestra web, permitirmos a cualquier persona puede entrar en nuestra plataforma y gestionar sus propios envíos”, continúa.

Este servicio, es muy similar a los gestores habituales de correo, solo que en este caso, el usuario sólo tiene que indicar el nombre de la persona con la que desea contactar, la empresa en la que trabaja y la dirección a la que quiere que le respondan. También debe introducir el mensaje que quiere mandarle. “A partir de ahí, nuestro sistema se pone a trabajar: calcula las decenas de miles de combinaciones posibles hasta dar con el email de la persona y le manda el correo, lo que nos permite habilitar a nuestros clientes un canal absolutamente targetizado”, insiste el directivo.

Ninjamails es un servicio en la nube que puede utilizar cualquier persona. “Tenemos gente que ha encontrado empleo a través de nuestra herramienta, porque saben con quien quieren trabajar y le han mandado un correo directo. También tenemos casos de startups, como Witaca, que han levantado rondas de financiación utilizando el sistema”, añade. Castelli relata que para hacerse idea del impacto que puede tener una herramienta como la que han lanzado es importante saber que a nivel mundial cada minuto se envían 150 millones de emails. “Ese dato muestra que el email no ha muerto. Al contrario, es una herramienta que sigue utilizándose intensivamente”.

“Somos muy respetuosos con la privacidad de las personas. Y si detectamos un uso fraudulento, bloqueamos al usuario. Tenemos filtros para  detectar cualquier mal uso de la plataforma”.

“Nuestra plataforma sirve igual para contratar un proveedor, conseguir un nuevo cliente o para establecer un acuerdo de colaboración. Al final lo que hacemos es poner a nuestro cliente en contacto directo con el responsable de la toma de decisiones de cualquier empresa, y eso es muy valorado por las empresas”, subraya Castelli, que defiende que el coste/beneficio de su servicio es muy potente para las empresas, “pues les sale mucho más barato que contratar a una persona para llevar a cabo esta tarea”.

Con Ninjamails, donde trabajan casi 20 personas, enviar los primeros cinco emails es gratis. Después hay paquetes de 10, 30, 100 y 500 correos, que cuestan 10, 27, 80 y 375 euros, respectivamente. “Las estadísticas dicen que tú como empresa generas entre 12 y 50 céntimos por mail enviado cuando haces campañas, y nosotros tenemos muy buenos ratios de conversión: más del 70% de la gente responde”. El usuario de Ninjamails puede ver siempre el estado de sus emails, si han sido enviados o abiertos y utilizar plantillas diseñadas para diferentes propósitos (comercial, búsqueda de inversión, entre otros) para mejorar las tasas de respuesta.

“Ninjamail solo habilita un canal de comunicación y solo con la respuesta del receptor (y, por tanto, con su email verdadero) podemos considerar que la persona estaría de acuerdo en tener esa conversación”. Pero si detectan un uso fraudulento, bloquearían –dicen– al usuario. Tienen filtros que detectan el mal uso de la plataforma.

Sin comentarios

Postear un Comentario

Tu dirección de email no será publicada