Ser emprendedor es algo más que un empleo

Ser emprendedor es algo más que un empleo

Ser emprendedor es algo más que un empleo

 

Ser emprendedor es algo más que un empleo . Ser emprendedor es una actitud, una forma de vida. Por supuesto, no es un camino fácil, requiere de mucho esfuerzo y trabajo diario, pero si sale bien puede aportar grandes beneficios.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que existe una parte negativa: los riesgos son mayores y la incertidumbre se instala en nuestra vida casi definitivamente. Con esos ingredientes en la balanza, al final la clave está en la persona, que es el eje del proyecto, como indican en Mupibook.es. Por eso, antes de lanzarse a la aventura merece la pena preguntarse si tenemos mentalidad de emprendedor. ¿Cumple alguna de las siguientes características?

Compromiso

Cuando iniciamos nuestra aventura hay que tener claro nuestro compromiso con la misma para que salga bien. La perseverancia y la determinación es una de las características que marcan si un proyecto llega a buen puerto o no.

Iniciativa

Para un emprendedor es básica la iniciativa, ser capaz de lanzarse a un negocio. Todos los grandes empresarios han destacado, entre otras cosas, por su iniciativa. Es el caso de Steve Jobs, que ni siquiera acabó su carrera pero fue capaz de lanzar su propia empresa.

Resolución

La vida de un emprendedor va a estar marcada por la toma de decisiones constantes. Desde que uno monta su empresa estará constantemente resolviendo problemas, por lo que se debe estar preparado para ello.

Creatividad e innovación

Un emprendedor debe tener buenas ideas que le permitan crear productos o servicios con los que comerciar. No solo se trata de inventar cosas, sino que también es posible darle nuevos o distintos usos a productos que ya existen, buscando la diferenciación. Por ello es importante tratar de innovar constantemente, en busca de nuevos productos que nos permitan sobrevivir o crecer.

Optimismo

El emprendedor debe ser optimista y confiar en sí mismo. Ser positivo es básico para atraer el éxito y lidiar con los numerosos problemas que se van a presentar en su negocio.

Trabajo en equipo

Una persona sola no va a alcanzar el éxito. Es básico obtener el apoyo de empleados y compañeros, por lo que es imprescindible ser capaz de potenciar el trabajo en equipo y elegir a las mejores personas para nuestro proyecto.

Saber escuchar

Para emprender hay que tener claro que no existe la verdad absoluta. Hay que ser capaz de escuchar a los demás para aprender y mejorar: tanto a clientes como compañeros, rivales o expertos.

Tolerancia al fracaso

Nuestro pensamiento tiene que estar siempre enfocado en conseguir el logro, pero hay que ser consciente de que el fracaso está muy presente en la vida del emprendedor. Hay que tratar de aprender de nuestros errores, que nos hagan mejores. “En EEUU consideran que el primer negocio rentable se logra tras dos fracasos”, asegura el emprendedor Óscar Sánchez.

Visión

No existe negocio de ningún tipo sin una visión previa. Los emprendedores son capaces de ver más que el resto, de tener siempre en mente el modelo de negocio.

Pasión

Los emprendedores se entregan a su proyecto con total dedicación para tratar de alcanzar los objetivos marcados. Para ello, es imprescindible adorar la actividad emprendida, sentir pasión por la misma, o es imposible mantener la entrega necesaria.

Sin comentarios

Postear un Comentario

Tu dirección de email no será publicada